AUTOR

Mi foto
Popayan, Cauca, Colombia

RETENCION EN LA FUENTE - SALARIOS


Retefuente:


Lo más importante es señalar que todo ingreso que perciba el trabajador en su relación laboral, sea o no constitutivo de salario, se tiene en cuenta  para efectos de Retención en la fuente; de ahí, las comisión, la prima extralegal, el gasto de representación, los viáticos, las bonificaciones.

Por definición legal, todo pago que la empresa realice a un trabajador como remuneración por su trabajo se considera salario, pero la ley 50 de 1990, que modificó el artículo 128 del código sustantivo del trabajo, creó la posibilidad del pacto  no constitutivo de salario entre trabajadores y empleadores.

Estos pagos adicionales que el empleador hace al trabajador, y que expresamente hayan acordado que no constituyen salario, tienen un tratamiento especial frente a algunas obligaciones propias de un contrato laboral, mas no tiene tratamiento especial frente a la retención en la fuente.

Los pagos considerados como no constitutivos de salario, no forman parte de la base para el cálculo de la seguridad social, los aportes parafiscales y las prestaciones sociales, pero si forman parte de la base para efectos del cálculo de la retención en la fuente.

Sucede lo mismo con el Salario Integral.  Éste salario incluye todos los pagos adicionales al sueldo básico, como horas extras, recargos nocturnos, dominicales, festivos y prestaciones sociales, a excepción de las vacaciones, las que sí se le deben reconocer al trabajador que esté vinculado con la modalidad de salario integral.


El salario integral, para que legalmente sea considerado como tal, debe ser de por lo menos 10 salarios mínimos mensuales, más un factor prestacional del 30%, lo que significa que el salario mínimo integral debe ser en su totalidad como mínimo de 13 salarios mínimos mensuales. El 30% del factor prestacional, es el que corresponde a los pagos por concepto de prestaciones sociales, recargos, horas extras, festivos y dominicales.

Para efecto de la Seguridad social y los Aportes parafiscales, el salario base de aportes es el 70% del salario integral, que se determina multiplicando el salario por 0,7.


Para efectos de la Retención en la fuente por ingresos laborales, la totalidad del salario integral se considera ingreso gravable, incluyendo el factor prestacional.


Retención en la fuente 2012:

De acuerdo con la tabla de retención en la fuente para ingresos laborales contenida en el artículo 383 del Estatuto Tributario y una vez definido el valor de la UVT para el año gravable 2012 en $26.049 (Resolución 011963 de 2011), se encontrarán sujetos a retención en la fuente los asalariados cuyo ingreso laboral gravable mensual sea igual o superior a $2.475.000; lo cual significa, que si un asalariado no hace uso de los beneficios fiscales adicionales que le permiten disminuir su base de retención en la fuente, estaría sujeto a retención si el ingreso laboral mensual (antes de depurar) supera los $3.680.000, como se puede observar en el siguiente cuadro:



Concepto
Valor
Salarios y demás pagos laborales
$ 3.680.000
Menos: Aportes obligatorios al Fondo de Pensiones a cargo del empleado (5%)
($ 184.000)
Subtotal
$ 3.496.000
Menos: Rentas Exentas
($ 874.000)
Subtotal
$ 2.622.000
Menos: Aportes obligatorios a Salud.*
($ 147.200)
Base Retención en la Fuente Por Pagos Laborales
$ 2.474.800




 Disminución de la base gravable:

Pagos a terceros por alimentación:


Una de las primeras alternativas con que cuentan los asalariados para disminuir su base mensual de retención en la fuente, es solicitar que parte de su salario que es destinado a la alimentación, sea pagado en bonos como Sodexho Pass y/o BIG Pass, pues de conformidad con el artículo 387-1 del E.T., se podrá tratar como “ingreso no gravado” en cabeza del empleado, los pagos realizados a terceros por concepto de alimentación (vales o tiquetes para adquisición de alimentos), limitados mensualmente a $1.068.000 (41 UVT), siempre y cuando el “salario” mensual del empleado en el año 2012 no exceda de $8.075.000. (310 UVT).


Aportes Voluntarios a Pensiones:


Contempla el artículo 126-1 del Estatuto Tributario, que los aportes voluntarios a pensión que realicen el trabajador o el empleador, no hacen parte de la base para aplicar retención en la fuente por ser considerados ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional, siempre y cuando cumplan con un período de permanencia no inferior a cinco (5) años en el fondo.

El retiro de los aportes voluntarios de los fondos privados de pensiones antes de que transcurran cinco (5) años contados a partir de su fecha de consignación, implica que el trabajador pierda el beneficio y que se efectúen, por parte del respectivo fondo, las retenciones inicialmente no realizadas por el empleador, salvo que dichos recursos se destinen a la adquisición de vivienda. Para el efecto, el empleador deberá manifestarle a la administradora al momento de la consignación del aporte, la “retención contingente por retiro de saldos” cuando no se cumple con el término de permanencia, la cual corresponde a la diferencia entre la suma que se hubiere retenido en caso de no haberse realizado el aporte voluntario y la retención efectivamente practicada al empleado.

Ahorro en Cuentas A.F.C.


Las sumas que destine el empleado al ahorro a largo plazo en las cuentas de ahorro denominadas “ahorro para el fomento de la construcción – AFC” no hacen parte de la base para aplicar retención en la fuente y son consideradas como ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional, siempre y cuando cumplan con un período de permanencia no inferior a cinco (5) años y que el monto de las sumas consignadas, que adicionadas al monto de los aportes obligatorios y voluntarios a los fondos o seguros de pensiones, no excedan del 30% del ingreso laboral. El exceso sobre el límite anterior se considerará como ingreso gravado para el empleado.

El retiro de recursos de la cuenta de ahorro AFC antes de que transcurra cinco (5) años contados a partir de la fecha de consignación, implicará que el trabajador pierda el beneficio y se efectúen por parte de la respectiva entidad financiera, las retenciones inicialmente no realizadas, salvo que dichos recursos se destinen exclusivamente a la cancelación de la cuota inicial y de las cuotas para atender el pago de los créditos hipotecarios nuevos para adquisición de vivienda o el pago de cánones derivados de contratos de leasing habitacional o el pago del valor necesario para ejercer la opción de adquisición de vivienda del trabajador, otorgados o suscritos por entidades sujetas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia Financiera de Colombia.


Deducciones.


De conformidad con el artículo 387 del Estatuto Tributario, las deducciones aplicables en la base para la retención en la fuente por salarios, son los pagos por intereses de préstamos para vivienda, los pagos hechos por salud y educación y el aporte obligatorio a salud.

La deducción por intereses o corrección monetaria en préstamos para vivienda y por pagos de salud y educación son mutuamente excluyentes, por lo tanto se toma una de las dos, pero no ambas, de acuerdo a las siguientes condiciones:
Los empleados que hayan tenido ingresos laborales en el año 2011, provenientes de la relación laboral, inferiores a $115.607.000 (4.600 UVT), podrán optar por disminuir su base mensual de retención en la fuente, con el valor efectivamente pagado durante el año 2011 por concepto de intereses o corrección monetaria en virtud de préstamos de vivienda o leasing habitacional, o con los pagos efectuados en dicho año por concepto de salud y educación del empleado, su cónyuge y hasta 2 hijos.

Si los ingresos laborales durante el año 2011 fueron iguales o superiores a los $115.607.000 (4.600 UVT), únicamente podrá disminuir la base de retención en la fuente con los pagos por intereses y corrección monetaria sobre préstamos para adquisición de vivienda, o el costo financiero en virtud de un contrato de leasing que tenga por objeto un inmueble destinado a su vivienda.


Para el año gravable 2012, el valor máximo a disminuir de la base de retención por intereses, corrección monetaria o costo financiero en préstamos o contratos leasing para la adquisición de vivienda del empleado, es la suma de $2.605.000 (100 UVT). Para el efecto, el empleado debe hacer la “solicitud por escrito” al empleador y adjuntar el certificado expedido por la entidad que otorga el préstamo, en el cual conste el valor de los intereses y la corrección monetaria deducibles por el año gravable inmediatamente anterior.

En el caso de préstamos obtenidos por el empleado en el año en el cual se efectúa la retención, el valor mensualmente deducible será el de los intereses y corrección monetaria correspondientes al primer mes de vigencia del préstamo, según certificación expedida por la entidad que lo otorga, sin que exceda de 100 UVT mensuales ($2.605.000 valor año 2012).


Cuando el empleado opte por disminuir su base de retención con los pagos realizados por concepto de salud y/o educación, el valor de la deducción no puede superar el 15% del total de los ingresos gravados provenientes de la relación laboral del respectivo mes teniendo en cuenta que solo son procedentes como deducción los pagos efectuados a:

a) Empresas de medicina prepagada vigiladas por la Superintendencia Nacional de Salud, por contratos de prestación de servicios de Salud que impliquen protección al trabajador, su cónyuge y hasta dos hijos.
b) Compañías de seguros vigiladas por la Superintendencia Financiera, por seguros de salud que impliquen protección al trabajador, su cónyuge y hasta dos hijos.
c) Establecimientos educativos debidamente reconocidos por el ICFES o por la autoridad oficial correspondiente, por educación primaria, secundaria, superior, programas técnicos y de educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano.


Al respecto se debe precisar que los aportes obligatorios por salud no se computan para los límites porcentuales o de valor señalados para la procedencia de los pagos por salud en virtud de pagos de medicina prepagada y educación, o intereses y corrección monetaria por préstamos para adquisición de vivienda; es decir, los aportes obligatorios por salud no están sujetos al límite del 15% de los ingresos laborales gravados y se pueden disminuir de la base de retención simultáneamente con los intereses por créditos de vivienda.


Existen dos procedimientos para el cálculo de retención en la fuente, tema para abordado en otra página.


JOSE EDUARDO MAYA AYUBI
FEBRERO 28 DE 2012


No hay comentarios:

Publicar un comentario